3 tips para identificar si el auto usado que quieres es clonado

La clonación es un negocio ilegal que se ha perfeccionado cada vez más, por esta razón, es fundamental que al momento de comprar un vehículo sepamos su procedencia y antecedentes.

La clonación de vehículos es una práctica ilícita que se ha ido masificando en los últimos años, la cual opera generalmente con la compra de un auto rematado a bajo costo, por pérdida total, y se transfieren los registros de éste a un automóvil que es buscado por robo.

De acuerdo al Servicio de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV), en los últimos meses alrededor del 80% de los vehículos que han sido robados, muchos de ellos en los actos delictuales conocidos como "portonazos", fueron recuperados, y se estima que el porcentaje restante fue clonado o vendido en talleres de desarmaduría.

Cristóbal De Solminihac, socio de www.autofact.cl, plataforma única en el país que asesora a las personas en la compra de vehículos usados, mediante informes que entregan todos los antecedentes del automóvil que se está evaluando, señala que "es indispensable que las personas se aseguren de conocer la información de los automóviles, pues hoy los antecedentes están a disposición". Y agregó que "Hay que tener en cuenta que cada día aparecen nuevas técnicas de blanqueo que hacen más difícil la identificación de este ilícito".

Es importante saber que cuando un vehículo es clonado, se ubica la patente del auto rematado en el vehículo robado, y además quienes realizan estas malas prácticas, ocultan o modifican los números de serie de VIN, chasis y motor.

"Si encuentras un auto usado que está siendo vendido a un bajo precio, y cuando revisas el vehículo te percatas que estos registros están ocultos o no son legibles, es probable que te estés enfrentando a un auto que ha sido clonado", comenta De Solminihac.

Autofact.cl entrega información útil para identificar un auto clonado en http://www.autofact.cl/aspectos-legales- vehiculo/vehiculo-clonado. Y también indican tres consejos para tomar en cuenta a la hora de revisar un vehículo usado para su compra:

1.- Los números de chasis, VIN y motor inscritos físicamente en el auto deben coincidir con los números que aparecen en el informe.

2.- Las inscripciones deben verse legibles. No deben existir signos de que los números hayan sido adulterados. Las inscripciones no deben presentar grabados posteriores, ajenos al grabado original.

3.- No es una justificación válida que el vendedor del auto indique que el motor fue cambiado por otros motivos. Los cambios de motor deben ser inscritos en el registro de vehículos motorizados, por lo que la información del nuevo número aparecerá actualizada en el informe si es que el dueño inscribió el cambio de motor.




LO + POPULAR


Lanzamientos




PAPEL DIGITAL
LEA TAMBIÉN