El auto de las tres ruedas de Toyota

Es eléctrico y puede transportar a dos personas en tándem, además de que se inclina automáticamente en las curvas

Compartir    
      
Volver Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Toyota ha estrenado en el Salón de Ginebra un vehículo de movilidad personal llamado i-ROAD. El vehículo cuenta con un entorno cerrado en el que pueden transitar dos personas sentadas en tándem. El vehículo es eléctrico y cuenta con la exclusiva tecnología de inclinación activa "Active Lean", además de una autonomía de 50 km con una sola carga.

El sistema eléctrico sin emisiones del Toyota i-ROADdispone de una batería de ión litio que impulsa un par de motores eléctricos de 2 kW montados en las dos ruedas delanteras. Una vez terminada su batería (es decir después de los 50 km) puede recargarse mediante una toma de corriente domestico en apenas tres horas.

El sistema Active Lean incorpora un motor y un engranaje de inclinación montados sobre la suspensión delantera, y conectados mediante una horquilla a las dos ruedas delanteras. Una ECU calcula la inclinación necesaria en función del ángulo de la dirección, el sensor de giroscopio y la velocidad del vehículo. Luego, el sistema mueve automáticamente las ruedas hacia arriba y hacia abajo en sentido opuesto, y aplica un ángulo de inclinación para contrarrestar la fuerza centrífuga del viraje.

Con un ángulo de giro mínimo de solo 3,0 metros, el sistema también entra en funcionamiento cuando el PMV de Toyota PMV se desplaza en línea recta por una superficie poco uniforme, de forma que el sistema de inclinación compensa automáticamente los cambios de la superficie de la vía para mantener el nivel de la carrocería.

El sistema 'Active Lean', que no precisa de ninguna habilidad de conducción especializada, ofrece una experiencia de conducción única con toda la intensidad de una motocicleta y sin necesidad de que el propio conductor estabilice el vehículo en las maniobras a baja velocidad o en parada.

Dado que el sistema 'Active Lean' elimina la necesidad de que el conductor baje los pies a la superficie de la vía en ningún momento, la carrocería del TOYOTA i ROAD puede ser cerrada, hermética y más segura.

Eso no solo significa que el nuevo PMV de Toyota se puede conducir sin casco, sino también que dispone de un entorno a bordo más similar al de un coche, con la posibilidad de disfrutar de elementos como la iluminación, la calefacción, un equipo de sonido y conectividad Bluetooth con teléfonos móviles.

Fuente: teinteresa.es