Con historia

Fiat 125, totalmente “Special”

Fiat 125, totalmente “Special”

El Fiat 125 Special me hizo vivir una adrenalina salvaje y peligrosa. Cuando lo común era tomarse ocho horas entre Santiago y Concepción, yo puedo dar fe que una vez fui en un viaje similar pero que duró 4 horas y 45 minutos.

Compartir    
      
Volver Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Corría el año 81, en esos tiempo ir de Santiago a Concepción contemplaba al menos unas siete u ocho horas de viaje. La carretera no era doble vía, los "eventos" eran comunes y los camiones eran bastante más lentos que los de ahora. En pocas palabras, era una verdadera lata pegarse el pique hasta la capital de la Octava Región. Pese a lo anterior, siempre hay días de suerte. Se dio la casualidad que el tío Jaime, hermano de mi padre, me ofreció llevarme a Concepción... ¡En su Fiat 125 Special! Era color café moro, un tono no muy lindo que digamos, pero por Dios que corría.

 

En términos concretos, la duración del trayecto: 4 horas y 45 minutos de estresante, adrenalítico, raudo y revolucionado viaje. Me permito aclarar que por esos años la ruta del Itata no estaba ni siquiera en los planes del MOP, por lo tanto, el trayecto de entrada a Concepción era por la ruta de "Las Curvas", una vía serpenteante de aproximadamente 60 kilómetros en los cuales se hacían recurrentes los mareos, las frenadas, las salidas de ruta, el olor a neumático y balata quemada, además de varios accidentes, obviamente.


En el mencionado viaje las sensaciones pasaron desde el miedo hasta sentirme un absoluto protagonista de una fecha del recordado Turismo Carretera. Y gracias a Dios que los amigos de verde no aparecieron para amargar la historia y gracias a Dios que llegamos sanos y salvos.

 

En ese tiempo los autos de veloz estirpe eran pocos y el 125 en particular resaltaba por algunas características que para la época eran notables. ¿Cuáles son esas?

 

1.- En primer lugar una caja de 5 velocidades que permitía acelerar sin tener la sensación de que el auto explotará en algún momento, aspecto que sí se daba en modelos con sólo 4 marchas.
2.- Un motor de 1600 c.c. y una potencia de 100 caballos, suficientes para lograr velocidades intensas y atraer miradas.
3.- Una versión potenciada que alcanzaba los 125 hp y mejores prestaciones deportivas.
4.- Los juegos ópticos delanteros de doble foco que le otorgaban al modelo un aspecto agresivo.
5.- Dejé como último punto algo bastante simple pero que llamaba fuertemente la atención, esto es un marcador que llegaba hasta los 200 km/h. Lo anterior no implicaba que el auto llegara a esa velocidad punta pero de solo ver ese número 200 las pulsaciones empezaban a aumentar. ¡Pura adrenalina italiana!

 

 

¿QUIÉN, QUIÉN...?

El Fiat 125 tuvo diversas versiones durante sus años de producción que van desde 1967 a 1982. También fue protagonista de las pistas reales de carrera con la serie "Monomarca 125", prueba de la cual aparecieron insignes representantes del mundo tuerca nacional.


Las preguntas que detallo a continuación sólo pueden confirmar que el 125 es un auto con historia.... ¿Quién no anduvo arriba de un 125? ¿Quién no soñó cargar el pedal de un 125 Special? Está clara la respuesta: el 125 es un "Special" Auto con Historia.