La polémica prueba del alce que complica a la Toyota Hilux

Se trata de la prueba del alce o Moose Test, una maniobra brusca que simula la acción de esquivar un animal. Ya en la generación anterior se había vislumbrado el problema que al parecer continúa en la actual generación.

El medio especializado sueco "Teknikens Varld" en sus pruebas de manejo realiza estrictas pruebas de conducción con los autos que testean. La polémica esta vez surge con la pick up japonesa Toyota Hilux, que al igual que en su generación anterior, no superaría la prueba del alce.

La prueba del alce es aquella en la que el automóvil de prueba esquiva conos a unos 60 km/h con curvas muy cerradas como si se tratase de esquivar un animal en el camino.

La generación anterior de la exitosa camioneta de Toyota, que se fabricó entre el 2005 y el 2015 mostró graves problemas de inclinación en la llamada prueba del alce a una velocidad de 57 km/h quedando en clara desventaja con sus competidoras.

La actual Toyota Hilux presentada hace 1 año y que corresponde a la octava era de la pick up de la marca nipona, fue sometida a la temida prueba del alce por el medio sueco "Teknikens Varld" mostrando nuevamente graves problemas para la seguridad, ya que dos de las cuatro ruedas se despegan del suelo, teniendo que el conductor corregir la dirección para evitar un volcamiento. Este hecho no ocurre en cambio en competidoras como la Nissan NP300, Mitsubishi L200 o Volkswagen Amarok como se aprecia en el mismo video.




LO + POPULAR


Lanzamientos




PAPEL DIGITAL
LEA TAMBIÉN