La primera camioneta utilitaria premium

Mini lanzó esta Clubvan en el Salón de Ginebra para todos aquellos que deben transportar carga de una forma glamorosa

Compartir    
      
Volver Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

¿Por qué renunciar al estilo al comprar un vehículo utilitario? Esto es lo que debe haber pensado Mini cuando quiso hacer renacer a su Morris Mini Van que circuló entre los años 1960 y 1986. El modelo se alza según la marca como "la primera furgoneta compacta y selecta, de cinco puertas, con dos asientos y mucho espacio". Al igual que aquel antiguo vehículo el Clubvan incrementó su distancia entre ejes para poder agrandar su espacio de carga a lo que sumó una puerta trasera de dos alas "Split Door" la cual facilita el acceso de la carga.

Exteriormente, el Clubvan utiliza la misma carrocería que su hermano, el Mini Clubman, con el que comparte cotas: 3.961x1.683x1.426 mm (largo,ancho y alto). Al renunciar a sus asientoa traseros este modelo consigue un espacio de carga útil de 860 litros, de esta forma el Clubvan puede cargar hasta 500 kg y amarrar los bultos con seguridad ya que tiene seis anclajes fijados en los lados del piso.

Mecánicamente, el Clubvan puede contar con estas tres motorizaciones: One, Cooper y Cooper D. El primero entrega 98 CV, acelera hasta los 100 km/h en 11,1 segundos y alcanza los 185 km/h. Su consumo se cifra en 5,5 litros, y las emisiones en 129 gr/km de CO2. El Cooper, por su parte, desarrolla 122 CV, con los que su aceleración de 0 a 100 km/h se reduce en más de un segundo (9,8) y su velocidad máxima aumenta hasta los 201 km/h. Las emisiones y el consumo se mantienen intactos. Por último, el propulsor diésel Cooper D, de 112 CV, tiene una velocidad máxima de 197 km/h, gasta 3,9 litros y emite 103 gramos por kilómetro. Todas las mecánicas están asociadas de serie a una caja de cambios manual de seis marchas, aunque pueden montar una transmisión automática de seis velocidades.

Fuente: autobild.es