Qué calor! ¿Ventanas abajo o aire acondicionado?

Las temperaturas en la zona central superarán con creces los 30º, es por ello que queremos andar frescos y no asarnos de calor. Hay personas que seguran que se gasta menos con la ventana abajo y otras que dicen que es mejor el aire acondicionado pero ¿cuál es la verdad de estas creencias?

Es de conocimiento popular que al encender el aire acondicionado se gasta bencina, pero hay expertos que aseguran que transitar con las ventanas abiertas aumenta el roce y por ende también se produce un gasto mayor de combustible, entonces ¿Cuál de las dos alternativas es la que permite ahorrar más?

Según un estudio realizado por la Society of Automotive Engineers (SAE) en EUA, conducir con las ventanas arriba y tener puesto el aire acondicionado es la manera más eficiente para ahorrar combustible. No obstante hay una circunstancia en que no lo es.

La investigación del SAE fue realizada en un túnel de viento de General Motors en una pista desierta. Ahí se forzó al viento a estar de frente y un poco de lado para simular viento cruzado. En ese lugar, las temperaturas y la velocidad del vehículo fueron fabricadas en el estudio. Dos unidades fueron utilizadas para la prueba, una era un SUV con un motor V8 de 8.1L y el otro era un sedán grande con un propulsor V8 de 4.6L. En general, ambos mostraron que manejar con las ventanas abiertas tiene un efecto significativamente negativo en la eficiencia de combustible, más que usar el aire acondicionado.

En el sedán, con las ventanas abajo, la economía se redujo en un 20%, mientras que para el SUV fue sólo del 8%. La investigación concluyó que entre más aerodinámico es un auto, mucho mayor resistencia se creará con las ventanas abiertas.

Imagen foto_00000002

Cuando se conduce a velocidades superiores a 88.5 Km/h (55 mph) con las ventanas abajo, la eficiencia del combustible se reduce en un 20% o más. Aunque cabe aclarar que usar el aire acondicionado si disminuye el ahorro del combustible, pero en menor medida. Enfriar el aire a través del compresor sólo afecta el rendimiento en un 10%.

Por lo tanto si viajas a velocidades mayores a las mencionadas, lo mejor es usar el aire acondicionado. Pero, ¿Qué pasa a menor velocidad en traslados cortos?

Cuando usar las ventanas abiertas se transforma en la solución

Al manejar a velocidades bajas, usarás menos gasolina apagando el aire acondicionado y bajando las ventanas. Es más eficiente hacer esto dado que la resistencia del viento disminuye por la reducida velocidad que llevas.

Conforme al incremento de velocidad, aumenta la oposición del viento. Pero ésta no se incrementa de manera lineal, sino exponencial. Por ejemplo si estuvieras viajando a una velocidad de 112.7 Km/h (70 mph), hay en realidad cuatro veces más de fuerza sobre el vehículo que cuando manejas a 56.3 Km/h (35 mph). Así que incluso si la velocidad del vehículo es doblada, la resistencia se aumenta cuatro veces.

Si buscas una regla en general de ¿Cuándo cambiar las ventanas abiertas por el aire acondicionado para mejorar el ahorro de combustible? Los expertos recomiendan a una velocidad de 64.4 Km/h (40 mph). La razón es porque a baja velocidad el motor está produciendo menos energía, así que tendría que trabajar mucho más para proveer de la misma a otros accesorios como el compresor de aire. Cuando el propulsor está operando a altas velocidades, ya está produciendo mucha energía tanto para el mismo como para otros equipos adicionales.

Fuente: sitesmexico.com




LO + POPULAR


Lanzamientos




PAPEL DIGITAL
LEA TAMBIÉN